anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

    LAMENTACIONES Y PROPÓSITOS DE SILVIA

Me dice que le gustan mis perfumes
porque huelen a humo de sirenas
quemadas, o locuras de ese tipo.
              Esas cosas me dice.

Y me dice también que nada hay
más hermoso en el mundo que unas medias
destrozadas o un labio golpeado.
              Y yo le dejo hacer.

O me pide que pose de corista,
que me acerque a su coche dando precio
a un catálogo absurdo de pecados.
              Esas cosas me pide.

Lo que ese maldito aún no comprende
es que el juego va en serio y tiene fin,
porque el premio es su muerte o mi locura.
              Y eso aún no lo entiende.

Algún día de estos, cuando elogie
el matiz de un perfume o me destroce
mi mejor par de medias, caerá.
              Me he comprado una Luger.

O bien cuando me obligue a darle en público
mi dinero y mis joyas para irse
a beber con amigos y tanguistas.
              (Porque tiene esos gestos).

Pero ese tipo tiene que caer.
Y ha de verme encender un cigarrillo
mientras que se desangra horrorizado.
              Y yo como si nada.

Ya estoy harta de ser actriz sin público,
distracción de un perverso de opereta.
Pienso ir por el mundo haciendo daño.
              Y el que quiera, que pague.

«Una mujer no tiene más tesoro
que su corazón, que es fruta corrompida
desde que el mundo es mundo», le he avisado.
              No entiende a las mujeres.

Ese tipo no sabe que el amor
no es más que una partida entre canallas
y que a todas nos gusta que nos traten
              de zorra para abajo.

Que nos hundan en el fango. Pero en serio.

autógrafo
Felipe Benítez Reyes


subir   poema aleatorio   La mala compañía (1989)   siguiente / next   anterior / previous