Melgar Becerra, Juan Miguel (1985)

Meléndez, Mario Mendizábal R., Lucía inicio siglo XXI inicio título y primer verso buscar enlaces Poema del día (facebook) aleatorio selección poemas
MENÚ DE POEMAS por TÍTULO y primer verso

A este banco de madera le harán un monumento

A LA SOMBRA DE UNA MECEDORA QUE TENÍA MI ABUELO

Abuelo, ya ha llegado el invierno

Ahora, al sol del crepúsculo de almidón, de la cena

Ahora estarás lejos

AMOR ADOLESCENTE QUE NO FUE

CANCIÓN DE CUNA PARA MI HERMANO

CANCIÓN DE INVIERNO

CANCIONCILLA DEL AMOR MUERTO

CREPÚSCULO DE ATARDECER

De buena cuenta sé que te has quedado sola

DEL AMOR Y DEL SILENCIO

Desde Primavera, madre, los corintios duermen

DESDE PRIMAVERA  (POEMA PARA MI MADRE)

DESPEDIDA

Dile a ese santo doctor

EL AMANECER DE LAS ROSAS TRISTES

El hijo nos mira, sonriendo

EL HIJO QUE NO TUVIMOS

EL HIJO (Poema contra el aborto)

EL SILENCIO DE LA AMADA

EL SUDARIO DE HOJAS

Ella era su amada

EVOCACIÓN DE UNA CARTA DE AMOR

FLOR EXTRANJERA

Guardemos este amor, porque nunca fue nuestro

Ha muerto nuestra juventud sobre las rosas

He tirado tus hojas de papel ésta mañana

HOJAS DE PAPEL

Hoy pensaba escribirte un poema de amor

Hoy recibí la carta que me has enviado

Hoy recordé tu nombre porque no te veía

HUMO INERTE

INDIFERENCIA

LA BRISA TRISTE DE AQUELLA TARDE

La brisa triste del invierno pasado

LA NIÑA DE LA PINTURA EN EL HOGAR (Para todas las limpiadoras del mundo. Para mi madre)

La niña sentada era transparente, clara y fría

LA ÚLTIMA CANCIÓN DE NORA

Los quebraderos de cabeza

MARGARITA (Para una mujer invidente)

MELANCOLÍA

Pide al doctor que te recete versos y quebrantos

POEMA PARA ESPERARTE EN ESTE BANCO DE MADERA

POEMA PARA GUARDAR UN AMOR

POEMAS PARA MI ABUELO MIGUEL

Porque te he visto muerto en el umbral de hielo

PRESAGIO

SABÍA, AMOR MÍO, LO QUE ERA PERDERTE

Se me figura el terciopelo de tu piel

Sentado en el sillón, con el bastón en la mano

Sería abrumador perderse en un silencio

Si no se muere el río, amada mía, si el próximo

Soy yo quien te llama, amiga

¿Te acuerdas del hijo que no tuvimos?

Te espero, como siempre, y en silencio

TE QUEDASTE SOLA ¿Y QUÉ?

Te veo danzar, súbitamente

TU ÁNGEL DE LA GUARDA

Tú, nacido en la hoja de la brisa

UN AMOR DADO COMO TESTIMONIO

Un segundo la miré sin decir nada

Y ahora resulta que no puedo soñar

Y  LUEGO RECAPACITO Y DIGO `MÍA´

Ya nadie quiso dibujarla en muchos años

Ya no puedo más, Julieta, te quedas sola en mitad del camino

Ya no río como ayer solía

Yo sé que me recuerdas, Margarita

Yo soy, en este mundo, tu ángel de la guarda