anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

      PLUMILINDO
(EL CISNE QUE QUERÍA SER PATO)

Éste es Plumilindo.

Por decorativo y elegante
le tenían aparte en el estanque.

Desde su estanque particular
veía a los vulgares patitos disfrutar.
Todos los patos admiraban su belleza
y las patas, por él, perdían la cabeza.

Plumilindo siempre solo,
y más helado que un polo.

—¡Qué mala pata tengo!
¿Por qué no seré un pato mareado y corriente
en vez de triste cisne de pluma transparente?
¡Triste es mi vida! ¡Qué vida llevo!
¿Por qué no me habrán frito cuando era huevo?

(El cisne, así se lamentaba
y el agua del estanque aumentaba,
porque Plumilindo lloraba como un grifo).

¿Qué mi importa que me saluden las flores,
que me pinten los pintores,
que hagan fotos a mi cabeza divina
si estoy SOLO en la piscina?

(Plumilindo lloraba como un descosido,
bajo el sauce escondido).
Se acercó una pata muy coqueta
y le hizo cosquillas con la aleta.

autógrafo

Gloria Fuertes


subir   poema aleatorio   Plumilindo (1988)   siguiente / next   anterior / previous