anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

      LA COBRA COBRÓ

La serpiente
sonriente
en vez de silbar (que es lo suyo)
reía a carcajadas (como una hiena).

La cobra serpiente,
sacaba la lengua
a toda la gente.

El campesino salió a dar una vuelta,
                                    por su huerta,
y la cobra se hizo la muerta.

—¿Tú eres «la roba conejos»?
Pues no vas a comer más.

Y le dio con un garrote
                en el cogote
                  por detrás.

La cobra se desmayó.
El campesino salió corriendo
pero la cobra cobró.

autógrafo

Gloria Fuertes


subir   poema aleatorio   Gloria Fuertes para niños   siguiente / next   anterior / previous
Voz: Gloria Fuertes Voz: Gloria Fuertes