anterior   aleatorio / random   subir   inicio / home   siguiente / next

            OCTAVAS
  AL ESTADO DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Si al que pretende gloria conocida
por la gran ligereza que en sí tiene,
para tomar más aire en la corrida
volver atrás un poco le conviene,
el que parte a gozar de la otra vida,
y, atrás volviendo, al Purgatorio viene,
para correr con mayor furia luego,
bien es que tome en la corrida fuego.

                        * * *

Bien es que tome en limitados días
un ardor que le abrase el pecho tierno,
y por medio del fuego, como Elías,
suba a gozar del paraíso eterno;
y aunque en tristezas, llantos y agonías
viva pared en medio del infierno,
cual oro ha de quedar purificado,
y en vez de consumido consumado.

                        * * *

No forme triste, lamentable queja,
de ver visión o fúnebre portento,
que ninguna visión tanto le aqueja
como no ver a Dios en el tormento;
pues para castigalle, Dios no deja
que el demonio le sirva de instrumento;
que el tormento de verse en tal miseria
le sirve de instrumento y de materia.

                        * * *

En esta miserable vida siente
mayor dolor que el pensamiento alcanza,
porque el dolor que pasa es tan ardiente
que no lo disminuye la esperanza,
pues con saber el alma ciertamente
que tras de su fortuna habrá bonanza,
no quiere Dios que la esperanza suya
un adarme de pena disminuya.

                        * * *

Pero muéstrale al fin de tantos males
del gran Jacob la escala por do viva,
la cual del Cielo afirma en los umbrales
y en las entrañas de la tierra estriba.
Por ella los ministros celestiales,
bajando el ramo de la verde oliva,
suben al cielo con empresas varias,
unos con almas, otros con plegarias.

autógrafo

Gaspar Aguilar


subir   poema aleatorio   Gaspar Aguilar   siguiente / next   anterior / previous