Pedro García Cabrera (1905-1981)



Menú de poemas por TÍTULO y primer verso



Manuel Altolaguirre autores Ernestina de Champourcín




A cara o cruz he lanzado

A este viejo marino

A estos parajes que sufren

A grupa de los contrastes

A LA DERECHA, ENTRANDO

A la mañana

A LA MAR FUI POR LA LIBERTAD

A LA MAR FUI POR LA PAZ

A LA MAR FUI POR LAS ISLAS

A LA MAR FUI POR MI INFANCIA

A LA MAR FUI POR MI PATRIA

A LA MAR FUI POR MI SUEÑO

A LA MAR FUI POR MI VOZ

A LA MAR FUI POR MIS AMIGOS AHOGADOS

A LA MAR FUI POR UN HIJO

A LA MAR VOY TODAVÍA

A la oscura pregunta con que los cisnes negros interrogan

A LA VERA DEL BOSQUE

A medida que los escaparates de las calles

A ORILLAS DEL MAR

A pesar de tu gesto pensativo

A toda mar sin nombre

A VOZ EN CUELLO

Acueducto verde

Acuesta tus ruiseñores

ADEJE

¿Adónde irán las montañas gibosas

ADORACIÓN A HUGO, REY

Ahí, aguantando la mar

Ahora las ciudades

Ahora sí que estamos en capilla

Ahora tú reflejas un mar de paz

AISLOTAMIENTO

Al dar la tercera vuelta

Al mar, en la lejanía

¿Al norte? Vamos al norte

Al pie de los regatos de las horas

Al saltar la soga

ALFOMBRA MÁGICA

Alguien gritó a la barquilla

Allá por los remotos ventanales

Allí están recordando

ALONDRA DE LA AGUJA PERDIDA

ALONDRA DE LA AMAPOLA RAPTADA

ALONDRA DE LA BUENAVENTURA

ALONDRA DE LA CAMELIA BURLADA

ALONDRA DE LA CONCHITA EN LA ARENA

ALONDRA DE LA ESCALERA ROTA

ALONDRA DE LA ESTRELLA DE MAR VARADA

ALONDRA DE LA FUENTE ENAMORADA

ALONDRA DE LA HIERBABUENA HERIDA

ALONDRA DE LA HOJITA VERDE EN EL RÍO

ALONDRA DE LA MANZANA Y EL RUISEÑOR

ALONDRA DE LA MUERTE PEQUEÑITA

ALONDRA DE LA NIÑA DISFRAZADA

ALONDRA DE LA NIÑA DISTRAÍDA

ALONDRA DE LA NIÑA TRAVIESA

ALONDRA DE LA NOCHE DE CINE

ALONDRA DE LA NUBE DE LANGOSTA

ALONDRA DE LA NUBECILLA MIMOSA

ALONDRA DE LA RETAMA BLANCA

ALONDRA DE LA ROSA Y EL RELOJ

ALONDRA DE LA TARDE BESADA

ALONDRA DE LA TARDE PERDIDA

ALONDRA DE LA TELA DE LA ARAÑA

ALONDRA DE LA VAQUITA DE HUMEDAD

ALONDRA DE LAS DOS ORILLAS

ALONDRA DE LAS LETRAS CASTIGADAS

ALONDRA DE LOS DOS GATOS

ALONDRA DE LOS MIRLOS SOBRE LA NIEVE

ALONDRA DEL AMOR A LA VISTA

ALONDRA DEL AVIÓN EN VUELO

ALONDRA DEL BOSQUE RESENTIDO

ALONDRA DEL CABALLITO DE CIRCO

ALONDRA DEL CABALLITO DE MAR

ALONDRA DEL FARO HUIDO

ALONDRA DEL GALGO CAMPEÓN

ALONDRA DEL GRILLO TELEGRAFISTA

ALONDRA DEL JÚBILO

ALONDRA DEL LLANTO DE GOLONDRINA

ALONDRA DEL LORO AVENTURERO

ALONDRA DEL MARINERO EMBRIAGADO

ALONDRA DEL MIRLO Y CIRUELO EN FLOR

ALONDRA DEL MUCHACHO ALBAÑIL

ALONDRA DEL NIÑO EXTRAVIADO

ALONDRA DEL NIÑO TRASNOCHADOR

ALONDRA DEL PALOMO TONTO

ALONDRA DEL SUEÑO DE AUSENCIA

ALONDRA DEL VERDE AMOR

ALONDRA DEL VIENTO DEL OESTE

ALONDRA DEL VIENTO ENAMORADO

AMNISTÍA

Ampollas de seis colores

Anda que te anda

ANI

Ani se llama mi sobrina

ANIVERSARIO

Anoche, el bosque, al dormirse

Ante El Pinalete estoy

AÑO NUEVO ENTRE BARROTES

Apenas a tus ojos asomaron los ríos de sangre derramada en la guerra

APOTEOSIS

Aquí estamos los granos

Aquí tenéis a Tegueste

ARAFO

Arde ahora en su lámpara el recuerdo

ARICO

ARONA. I. LOS CRISTIANOS

ARQUITECTURA DE TU PENSAR

ASÍ TE VEN

Atardece el obús con su escolta de sienes mordientes

Aún no sé si la distancia es llanto

Aunque fosos de tristeza

Aunque laves los pies a la lluvia

Aunque me digas que no

Ay raya del pantalón

Ay Santa Cruz de mi vida

¡Ay, tiempo de mariposa

(Ayer, en mi jornada victoriosa

BALLET DE ESPERANZAS

Basta de ser colillas apagadas

Bien sé que muy pronto

BIOGRAFÍA MÚLTIPLE

Blandas de luz las aguas de mis sienes

Bombonera del mar

Brisa anegada de colores

BUENA VISTA

Cada vez que mis charcas de ojo turbio

CANDELARIA

CANTO A SANTA CRUZ

Caracol de la rama

Caracolita

CARTA A JOSÉ DOMINGO

CARTAS EXPLOSIVAS

CASA DE ALQUILER

CASA DE TACORONTE

Casi nada ignoro

Casi nunca la mar en esta costa

CHOQUE EN CADENA

Ciega de soledad, ciega del todo

CIUDAD DE RETAGUARDIA

Clávate a mi silencio deshojado en la lluvia

Como cartas de baraja

Como ellos, tus átomos

Como en los duros filos de un alfanje

COMO ES TU GOZO

¿Cómo iba a olvidarme de ti, mi tierra anfibia

¡Cómo llovieron sorpresas

Cómo me duele

Como minutos, sí, como minutos

Como no ruedas, como ya estás hecha

Como por sus hábitos se desconocen los fantasmas

Cómo se engaña la gente

COMO TODOS LOS DÍAS

Como tú, libertad, oh ausencia mía

Como un anillo escondido

COMPAÑERA TE DOY

COMPAÑERO AUSENTE

Con cuatro paquebotes ingleses

Con el oído en tierra de mi cuerpo

Con el tiempo embalsado y la distancia

Con empaque de hidalgo que bosteza

CON LA MANO EN LA SANGRE

Con la sábana de tu olvido al hombro

Con las hoces agudas de tus luces

CON LOS DÍAS CONTADOS

Con pausa de mes y medio

Con su maillot de colores

Con tu cuerpo de besos de paloma

Con un compás de arco-iris

Con una guitarra fina

Concédeme el honor de apadrinarte

CONÓCETE A TI MISMA

Contra viento y marea

Corbeta, amiga corbeta

Córtame una rosa blanca

Creciendo mientras duermes, alelado

Creyéndote perdido, te buscabas

Cribado por las púas del destino

Cuando despeñó el crepúsculo

Cuando empezó la montaña

Cuando entró por el rastrillo

CUARTA JORNADA

    LA AMISTAD, ORDENADORA

CUARTO CRECIENTE

CUARTO MENGUANTE

Cuatro arbolitos de humo

¡CUIDADO!

Daban vueltas y vueltas

Dadme gorra y macuto

Dame, alga, tu mano verde

DATOS PARA UN INFORME

De ahí, de esa penumbra de silencio y de río

De boca a boca, el vino y la sonrisa

DE CÓMO ESTÁS EN MÍ

De coral es la linfa que sobre ti reposa su piscina de hielos

De elásticas paredes interiores

De la mar hasta Ravelo

De las prisiones flotantes

De marfil son las ansias que me esculpen tus días sedientos

De tu raíz de anquilosado sueño

De un salto, sobre el mar

Debo haber transmigrado de otras hambres

Dentro la gavetilla de tu mesa

Dentro las lontananzas de mis ojos

DESCARTES PARA LA MUERTE

DESCONFÍA TAMBIÉN

Descortezando tu aventura, noche

Desde la boca de Tauce

Desde la mar te hablo

Despejada la incógnita del tiempo

Detrás del gran pellizco que el malecón

DÍAS AMOROTADOS

Dicen que son el cielo

Dime, tú, mar, ahora ¿a qué naranja

DISCIPLINADO EMPEÑO DE TI MISMA

DOCUMENTAL DE UNA AMAZONA

Donde quiera que fijes tu semblante

DONDEQUIERA

Dondequiera que mueras viviendo,

Dormido, sí, dormido en tu regazo

Doy la postre mirada

Echa mi sueño al lado y tómame en la hoguera

El aire del hogar

El aire entraba en mí sin encontrarme

EL ALBA URGE

El amor es atmósfera y el vidrio sentimiento

EL ARENAL

El ay de la ropa blanca

El barranco del infierno

El camarín de la noche

EL CAMINO HACIA TI

El campo está de luto

El caserón se engalana

El día tiene nombre

EL ECO ILUMINADO

EL FANTASMA DE LA ESPERANZA

EL FANTASMA DE LOS BULOS

El fuego, la mar y el hombre

El gallo rubio

El gallo rubio media rapsodia de lumbre

El gato blanco asomose

El mar sería más mío

El marinero tenía

EL MAYOR DESATINO

El palomo no salía

EL RELOJ DE MI CUERPO

EL SAUZAL

EL TANQUE

El tiempo de la mar

EL ÚLTIMO INQUILINO

ELEGÍA DE LA ARVEJA

ELEGÍA DE LA JUDÍA

ELEGÍA DE LA LENTEJA

ELEGÍA DE UN BANCO

ELEGÍA DEL ARROZ

ELEGÍA DEL FRIJOL

ELEGÍA DEL GARBANZO

ELEGÍA DEL HABA

ELEGÍA DEL MAÍZ

ELEGÍA DEL MIJO

ELEGÍA DE LA ARVEJA

ELEGÍA DEL MIJO

ELEGÍA DEL HABA

ELEGÍA DEL TRIGO

Ella comienza el día

Ella había nacido para el mar

En el ataúd del aire

En el camarín redondo

En el más nevado brezo

EN EL PUÑO DEL RECUERDO

En el rostro sañudo del desierto

En el supermercado

En el tapete del mar

En esta casa en la que ahora habito

En este pueblo dibujan

En la celda más oscura

EN LA MAR VUELVO A NACERME

En la tierra de nadie

En las cunas de las olas

En los ijares del aire

En mitad de la frente de los días

EN TU ALEGRÍA ESTÁS

En tu mundo no casan los objetos

En tu reloj de arena y mi clepsidra

EN TU SAPIENCIA ÍNTIMA DESCANSAS

En tus lindes quedaron los rumores

En tus nardos blanquea mi reposo

En un velero, por sal

En una fuente del bosque

Encías achampanadas

Encomiéndese a los diablos

Entra, rayito de sol

ENTRE LA FUGA Y EL MURO

Eres libre

EROS ENTRA EN LA PRISIÓN

Es dura esta esperanza de que al verte

Es la hora de las vidas salientes

ESPEJO DE TI MISMA

Espuela de la prisa

Esta casa la habían construido poco a poco mis padres

Esta mañana la cárcel

Esta noche he soñado con la mar

Esta noche te oía descender a los sótanos de mis soledades encarceladas

Esta racha de viento que a mí llega

Estando junto a ti todo se olvida

Estas mismas palabras con que ahora

Este charco, este pañuelo de agua

Este instante, neutro en la blanca mirada de lo abstracto

Este lorito viajero

Este no es pinar que tenga

Este paisaje duele en la mirada

Este silencio cósmico que ahora

Estoy en las salinas

Estrellas muertas de risa

ETERNIDAD DESNUDA

EXPONSALES SIN NUPCIAS

ÉXTASIS ENTRE ESPINAS

FASNIA

FIDELIDAD DE ROCA

FIEBRE DE DESARROLLO

Frente a la mar, cigarro tras cigarro

Fue en un tiempo en que los ojos no veían

Fue una noche de tantas

FUERTEVENTURA

Fugado de algún témpano de hielo

Fui un hidalgo de mis cepas

GARACHICO

GITANO ARDIENDO EN SU LEY

Golpeas de tal modo mi horizonte

GOMERA

GRÁFICA DE UN HERIDO

GRAN CANARIA

GRANADILLA

GRANITOS DE ARENA

GUÍA DE ISORA

GÜÍMAR

HA LLEGADO TU CARTA

Ha venido de lejos

HABLA EL HUMO EN EL VIENTO DE LA MANZANA

HABLA EL PÁJARO DEL SUEÑO

HABLA LA ARAUCARIA DEL AMOR

HABLA LA ATMÓSFERA DEL VIDRIO

HABLA NUEVA EDICIÓN DE CORALES LENTOS

HABLA OTRA VEZ LA ANGUSTIA

HABLA UN ALBORNOZ A RAYAS

HABLA UN INTERRUPTOR

Hablemos de la noche en que me incluyo

Hacia arriba tus días trepadores

Harén de tu arenal. Por todas partes

Hasta que se nos oiga

Hay esta noche una fiesta

He dejado al arbitrio este recuerdo

He llorado esta noche un sueño escarchado de nardos y fusiles

He pasado entre corales

He puesto mi silencio a medianoche

He sentido tu sed contra mi boca

He tallado en tus mármoles lejanos

HEGEMONÍA DE ARTILUGIOS

Helo aquí, verde lejano

HIERRO

HIJA DE TU EXISTIR

Hombre soy de las islas

Hoy es la muerte de una mariposa

Hoy ha venido el barquito

Hoy me acerco a vosotros con tristeza

Hoy vengo a ti a buscar la dula de alegría

Iba abriendo sus seis años

Iba vistiendo una órbita

ICOD DE LOS VINOS

Igual que siempre o nunca

Inés pastor, la que perdió los ojos

INIMITABLE CONCHA DE TI MISMA

INVASIÓN DE CAIMANES

ISLA Y MUJER

ISLAS DEL DESPERTAR

Jinete en la sombra

JUGUEMOS AL PING PONG

La barca allá, a lo lejos

LA CESTA DE LA COMPRA

LA CITA ABIERTA

LA ESCOBA

LA ESPERANZA

LA FARSA SIGUE EL BAILE

LA FLOR DE UNOS MINUTOS

LA GUANCHA

LA HERNIA DE LA DERROTA

La invitan a cenar

LA LAGUNA

La ley es para ti el acantilado

La madrugada subía

LA MATANZA

LA MESA ESTÁ SERVIDA

LA MISIVA DE LA MUERTE

La niña sueña en el agua

La noche se tendía en tu llanura

LA OROTAVA

LA PALMA

La prisión se gusanea

LA PRÓXIMA OLIMPIADA

La raqueta de una vela

La rosa de los puntos cardinales

La rosa estaba enfrente

La señorita amapola

La sirena del barco holandés

La sombra que esta retama

La tarde estaba sentada

La tarde le puso al mar

La túnica de la vida

LA VICTORIA

Ladeado de cintura

LANZAROTE

Las cuerdas de una guitarra

Las pinzas de las mariposas

Le llamaban «Pajarito»

Lejos de las banderas de jardines

LIQUEN 1

LIQUEN 2

LIQUEN 3

LIQUEN 4

LIQUEN 5

LIQUEN 6

LIQUEN 7

LIQUEN 8

LIQUEN 9

LIQUEN 10

LIQUEN 11

LIQUEN 12

LIQUEN 13

LIQUEN 14

LIQUEN 15

LIQUEN 16

LIQUEN 17

LIQUEN 18

LIQUEN 19

LIQUEN 20

LIQUEN 21

LIQUEN 22

LIQUEN 23

LIQUEN 24

LIQUEN 25

LIQUEN 26

LIQUEN 27

LIQUEN 28

LIQUEN 29

LIQUEN 30

LIQUEN 31

LIQUEN 32

LIQUEN 33

LIQUEN 34

LIQUEN 35

LIQUEN 36

LIQUEN 37

LIQUEN 38

LIQUEN 39

LIQUEN 40

LIQUEN 41

LIQUEN 42

LIQUEN 43

LIQUEN 44

LIQUEN 45

LIQUEN 46

LIQUEN 47

LIQUEN 48

LIQUEN 49

LIQUEN 50

LIQUEN 51

LIQUEN 52

LIQUEN 53

LIQUEN 54

LIQUEN 55

LIQUEN 56

LIQUEN 57

LIQUEN 58

LIQUEN 59

LIQUEN 60

LIQUEN 61

LIQUEN 62

LIQUEN 63

LIQUEN 64

LIQUEN 65

LIQUEN 66

LIQUEN 67

LIQUEN 68

LIQUEN 69

LIQUEN 70

LIQUEN 71

Llamaba por sus sienes, y sus sienes

Llegaron a la casa de la noche

Llegó la luz clavando sus puñales

Llévame con tus números

Llevo leguas buscándome y hundiendo

Llora la línea recta por tu vientre

Lo menos me tiene el mar

Lo veo venir muy cerca

Los amigos de Jaén

LOS CRISTIANOS

LOS IMPOSIBLES ME LAMEN LAS MANOS

LOS INVENCIBLES

LOS REALEJOS

Los ruidos en camisa

LOS SILOS

Los verbos desconocen ese tiempo

LUNA LLENA

LUNA NUEVA

MANICOMIO DE PAZ

Mar a la que he buscado como un sueño

MARTIRIO DE PANTALONES

MATAN EL CAMPO A UN PASTOR

MATERNAL EN TU QUIETUD

Me fui a San Juan de la Rambla

Me hallaba en la colina

Me hallaba recorriendo mis paisajes

Me he acordado de ti muchas veces

Me hice unas castañuelas

Me incorporé en la voz de un aire vago

Me llega ahora un rayo de luz ultravioleta que me azula la torre

ME QUIERO EN LOS CONTABLES

Me reconozco en esta niebla pura

Me soñabas arroyo de tu frente

ME VISITA TU AUSENCIA

MEDIA NARANJA

MENSAJE AL ESPAÑOL PEREGRINO

Metí las manos en mí mismo. Una rompiente

MI PENSAMIENTO A LA RULETA

Mientras escucho fondo y penumbras

(Míralo aquí)

Mirando siempre adentro

Mirando sobre el hombro de las dunas

Miro la mar. La miro desde atrás de mis ojos

MIS SELLOS, LOS DESAPARECIDOS

Movió la estrella su testuz

Nací, como el rosal

Nací siendo una idea

Nada es en ti lejano. Tus recuerdos

Nada me produce tanto terror

Nada queda de ti que viva lejos

Nadie desecha el superpasatiempo

Nadie se acuerda ya de la Gran Guerra

NANA DE UNA ISLA

Navegar. Navegar. Navegar

Negras arenas la mar

Ni a la voz de la sombra del recuerdo

Ni la mar ni mi esposa

Ni las geometrías estiradas

Ni llegas. Ni te vas. Ni estás presente

Ni molino de aire

Ningún «ábrete sésamo»

No, al cielo, no; mira a los mares

No digáis que conocéis

No dijeron ni pío

No dio tiempo

No es florida esta ausencia. Tiene un como

No es la violeta apacible de la tristeza la que esmalta mis horas

No es necesario que a la mar tú vengas

No estamos en las nubes

No lo saben tus selvas de trapecios

No me digas que te quiera

No me miréis tan grano felicísimo

No me preguntéis cuántos pensamientos

No. Ni el agua ni el aire. Ni tampoco

No queráis encontrarme. Será inútil

No quiso el viento apadrinar su invierno

No sé cómo este brote de ilusión pudo burlar los riesgos

No sé si es criminal que yo escriba un poema

No sé si es uno o son dos

No sé si hoy las olas son distintas

NOCHE DE ABSURDOS

NOCHE DE ÁNIMAS

NOCHE DE DEMAGOGIA

NOCHE DE EXTERMINIO

NOCHE DE IRA

NOCHE DE MUERTE

NOCHE DE PERROS

NOCHE DE TRISTEZA

Nosotros también somos

Nube viajera

NUDO DE PERFECCIÓN

Nuestros abuelos

NUEVO FEUDALISMO

NUEVO HOGAR DE UNA CONCHA

Ola morena

ORDENADORES ELECTRÓNICOS

ORFEBRES DE SUS QUERENCIAS

ORÍGENES

Otra vez en camino de estas venas

OTRO AIRE NOS RESPIRA

Palomas, sí, palomas en el aire

¡Papá, papá, que el barquito

Para contemplar a Güímar

Para gozar una cueva

PARAÍSO DE AZAR

PARIENTES ONTOLÓGICOS

PARTIDA DE DOMINÓ

Partida en dos, La Orotava

Pasaron las gacelas de la brisa

Paseaba el marinero

Paseaban sus trajes de colores

«Pata Perro» y el «Vedija»

Perdida en medio del bosque

PERO...

Pero también hay brazos que sonríen

Pero tú no te sales del reducto

Pero yo no seré

PESADILLA

Pido amnistía para los que llevan

Piedra tiranizada en el intento

PIEDRAS DE DEMOCRACIA

(Pienso en la habitación a oscuras

Pisar por vez primera estos callaos

Poco a poco me iba suprimiendo

POLUCIÓN

Por cruzar tus flamígeros cilicios

Por el bolsillo azul del horizonte

Por el redondel de rutas

Por el sur marcha la novia

Por hallar el perfil de su absoluto

Por la calzada celeste

Por la derecha de la voz del sueño de la estatua

Por la madrugada arriba

Por largos corredores extasiados

Por las tostadas rutas de la arena

—Por mí...

¿Por qué cristales fríos

Por su esfera sin números ni horario

Por ti el silencio es pájaro de olvido

Por tus agrios martirios errabundos

Por un camino sin sombra

Por un sendero salado

Porque te escucho, tibio, en mis umbrales

Porque volar no podía

Postigos de vidrio blanco

PRIMAVERA EN TINIEBLAS

PRIMER SUEÑO. MODÚLASE LA FUERZA INSTINTIVA DEL AMOR

PRIMERA JORNADA. SITUACIÓN Y ELEMENTOS DE UN PAISAJE EMOCIONAL

PUERTO DE LA CRUZ

Puestos los auriculares

¡Qué ágil se desliza

Qué bien que te baila el viento

Que corran pronto doctores

¡Qué dulce intimidad es esa tuya

¿Qué hará el niño

¡Qué hondo llegas hoy a lo que espero

Qué linda manía

Qué linda manzana verde

Que no busquen la sombra del desierto

Que no, papi, que no es cierto

Que no, que no sigo más

Que no te busquen en la hoja verde

Que sí, que sí te lo di

Qué solita está la mar

Que viene el viento, niña

QUIEN NO ERES TÚ

Quiso doblar sus paños

RAZÓN DE HUMILDAD

Redonda

RESPUESTA DE LOS OTROS

RESPUESTA DEL CAMPESINO

RESPUESTA DEL ESTUDIANTE

RESPUESTA DEL PESCADOR

RESPUESTA DEL POETA

Retrasábase el sol y un alba abierta

Retratos familiares

REUNIÓN EN LA CUMBRE

RING DE LAS PANACEAS

Rompiendo los cristales de mis ojos

Rompió la noche el freno

ROPA COLOR DE SUPLICIO

Saliéndome por pórticos dormidos

Saltó del agua oscura

SÁLVESE QUIEN PUEDA

Samaritana mía, un poco de agua

SAN JUAN DE LA RAMBLA

SAN MIGUEL

SANTA CRUZ

SANTA ÚRSULA

SANTIAGO DEL TEIDE

Se fueron hacia arriba las ciudades

Se ha agachado la brisa y hay cosechas de espumas

Se ha roto anoche un peldaño

Se habían reunido los tecnócratas

Se hicieron emisiones

Se sobrevinieron las heces de un rencor lejanamente fermentado

SECRETARIA DE CONSUMO

SEGUNDA JORNADA. ESTADO LARVARIO DE LA AMISTAD. AFECTO INASEXUADO

SEGUNDO SUEÑO. APARICIÓN DEL OBJETO AMOROSO

SEGURIDAD DE TI

Ser igual en la vida y en la muerte

SERENA ES COMO ERES

Sí amigo mío, me basta con tu letra

Sí, aunque desaparezca

Sí, como el mar, vaivén. Pero en voz baja

Si el amor se adelanta por las selvas

Sí, el viento es tu enemigo

Sí. Este ir y venir, sincronizado

Si oís el agua en las calles

Sí, poeta, puedes hacer retumbar el trueno

Sí, tú eres la palabra de ti misma

Siempre fueron los sellos mis amigos

Siempre me está rompiendo despedidas

Siempre te sobras a tu sed. Si llegas

SILENCIOS A LA ESPALDA

Sin detenerse un instante

Sin la esquina redonda del codaste

SIN NOSTALGIA NI AYER

Sin saber por qué rampas imposibles

Tú no tienes infancia. La mirada

Sobre el archivo de azules

Sobre el caballo de Atila

Sobre la arenita fina

Sobre un peñón de los cielos

SOLILOQUIO A UN POETA

SOLILOQUIO DE LA MAR

Sólo puede brotar tu invernadero

Sosteniendo un horizonte

Subiendo de Las Galletas

SUEÑO DE TRINCHERA

SUICIDIO

TACORONTE

Tallada ya, tallada eternamente

También como los ríos te desbordas

También la estrella es una isla viva

También la noche cuenta en una isla

Tan sólo tú eres clara en lo que quieres

Tan transparente

Tarde perdida en el bosque

Te estoy aguardando aquí

Te has ido sin llegar. Y yo, contigo

Te me vas escapando poco a poco

Te siento contra mí dándome vueltas

Te sirves a ti misma de almohada

Te voy girando a negros los acueductos que a mi sien otean

TECNOLOGÍA DE MUERTE

TEGUESTE

Ten cuidado, ruiseñor

Tendido sobre la arena

Tener la sed por límite rodante;

Tengan cuidado, señores

Tengo pintadas de un verde

Tengo un amigo marinero

TERCER SUEÑO. DIÁLOGO DE LAS IMÁGENES QUE SE LIBERAN

TERCERA JORNADA. ENCUENTRO EN LA PLAYA CON ELLA DORMIDA

TESTIMONIO

TIEMPO A BORBOTONES

TIEMPO QUE SE DESPEÑA

Tírame la ola

Todas las olas del mar

Todo está en ti al alcance de tu sueño

Todo gira alrededor de tus hombros

Todo iba hoy despacio

TODO LO TUYO ES ORDEN

Todo subía sin hallar techumbre

Toma de prisa el camino

Tortuga regañada

TRACA DE DEFORMACIONES

Transparencias fugadas

Trémulo está el silencio

TRIUNFALISMO

Tu corola de adelfas clandestinas

Tú estabas entre músicas y trajes

Tu lenguaje es de tactos. Tu equilibrio

TU LOZANÍA

Tú, mar

TU MÁXIMA AMENAZA

Tú me dirás que hay noches en que bordan las estrellas con agujas de plata

Tú misma un día escribirás tu historia

Tú no tienes historia ni desvelos

TU REBELDÍA

TU SECRETO A VOCES

Tú siempre en tu apogeo luminoso

Tú te entremetes por mi sangre adentro

Tú tienes un sentido religioso

TU VANIDAD NO EXISTE

TÚ YA VIENES DE VUELTA

Tus nuncas de ojos cantando sonidos verdes

Un áncora de sal

Un azul de cortinas ensancha el pecho de esta isla que convive conmigo

Un brote de la mar ha llegado a mis pies

Un circuito de bocas

Un delirio de órbitas y fusas

Un día habrá una isla

Un día llegarás, en el costado de la brisa

Un ojal blanco aprisiona

Un oscuro dolor de auroras rotas

Un oscuro rumor de crisantemos

Un palio de calmas crujientes azucena tus pensativos campanarios

Un perro de la calle

UN POCO HUMANIZADA

Una centella

UNA FLOR ENTRE ESCOMBROS

Una girl del norte

Una tarde se escaparon

Único y sin fronteras. Compacto

Uno tras otro, saltaron

VALLE DE ARONA

Van viviendo una idea

Vaquita, puedes cruzar

VARADA EN TU VENTURA

Viaja el viento

Vibrante como un toque de cornetas

VIDA INTERIOR TAN SÓLO

VIDAS A CONTRAPUNTO

Viene corriendo mi galgo

Viene la mar subiendo. Menos isla

VILAFLOR

Vinieron otros bosques. Nuevos modos

VOCES DE SERVIDUMBRE

Voy ahora camino de mis venas

Vuelta la espalda al diálogo, sin puertas

Y amaneció la posguerra

Y antes de abrir los ojos a los mares

Y así preguntaba el niño

Y la piedra accionó. La piedra, dura

Y ni siquiera un árbol que te endulce

Y no se duermen en un punto muerto

Y nunca dices ya, más tarde, luego...

Y oasis como sexos escondidos

Y para qué mi traje de enfermera

Y por la tarde, las torres

Y por ser tuya no serás de nadie

¿Y puede ser este solar mendigo

Y sin decir adiós. Sin que las hojas

Y tienes en un lago de quimera

Y vino al fin de puntillas

Ya desde aquí en adelante

Ya estamos en Buenavista

Ya las movió la mar

Ya no se necesita

Ya no sé si mis horas son las tuyas

Ya no tenían patria

Ya nos habían dicho

Ya que la brisa blanca

Ya todo estaba en orden. Cada sueño

YA TÚ ERES LA GUERRA

Yaces, como el acorde de tres mundos

Yo me he subido hasta aquí

Yo no soy ese grano al que acicalan

Yo soy el trotamundos de una noche