Germán Pardo García (1902-1991)



Menú de poemas por TÍTULO y primer verso



Nicolás Guillén autores Rafael Alberti




A cada instante un hombre de madera

A cada pulsación siento que cae

A CARLOS PELLICER

A desandar los pasos del olvido

A estos residuos de rincón me aferro

A LA FUERZA DEL TIEMPO

A LA GLORIA DEL AMOR

A LA PRESENCIA DE LA POESÍA

A LA PRESENCIA DEL SER

A LA VERDAD DIVINA

A LAS ESTACIONES

A LAS VOCES DE LOS MUERTOS

A Lope —el amador— preguntaría

A LOS ÁNGELES NOCTURNOS

A LOS ÁNGELES DEL OCASO

¡A madréporas vivas abrazado

A mi asilo de brumas avisaron

A MIS AMIGOS MUERTOS

A ti, siempre hacia ti, tierra cercana

A UN AMIGO QUE VUELVE DEL SUR

A UNA MUJER

A UNA MUJER

A unos cuántos kilómetros apenas

Acércate, campánula salida

ADÁN TIERRA QUEMADA

ADORACIÓN

AGONÍAS

Agua de soledad que yo he bebido

AGUA Y ESPUMA

Agua y espuma el aire jerarquiza

¡Ah del mundo que amé, tierno y sencillo!

Aire de junio. Trémula dulzura

AIRE DIVINO

Aires, ¡Cómo me habéis sacrificado!

AIRES DE SACRIFICIO

AL ÁNGEL DE LA ARMONÍA

AL ÁNGEL DE LOS JARDINES

AL ÁNGEL DEL SUEÑO

AL ÁNGEL NUCLEAR

AL ESPÍRITU DEL MAL

Al fin octubre, asordinado y lento

AL GOZO DE LA LUZ

AL GRAN POETA ESPAÑOL LEOPOLDO DE LUIS

AL OLVIDO

Al pie de la montaña el pueblo mío

Al pueblo doy lo que del pueblo activo

AL VIENTO DE JUNIO

ÁLAMOS EN LA TARDE

Alegría, recóndita alegría

ALEJANDRO

Alguien sufre en la cruz de una alambrada

¡Alguien toca mi mano en este instante!

¡Algún día seré como la astilla

Algunas alas son tenues oídos

Allá en mi juventud yo fui un hachero

Allí la verde sangre de las plantas circula

Almáciga mujer, tibio granero

Alto el amor, surgía en mis desvelos

ALTO EQUILIBRIO

Altos, desnudos riscos, que desde la meseta

Amar en ti mientras las altas rosas

AMARGURA DE LA POESÍA

AMISTAD

AMOR DE LA TIERRA

Amor de ti. Amor que no decía

AMOR, TRÉMULA SOMBRA

Ángel de la quietud, que pulverizas

ÁNGELES AL CAMPANARIO

ÁNGELES DE LA AMISTAD

ÁNGELES DE LA SOLEDAD

ÁNGELES DE LAS PARVAS

ÁNGELES DEL COLMENAR

ÁNGELES EN LAS CRUCES

ÁNGELES EN PRISIÓN

ÁNGELES EN SALAMANCA

ÁNGELES EN SUS SEPULCROS

ÁNGELES ENTERRADORES

ÁNGELES INDIOS

ÁNGELES SOBRE INGLATERRA

ÁNGELES SOBRE LORETO

Ansío la Esperanza y la reclamo

Ansío reposar unos instantes

Antes iba mi espíritu hasta el fondo

Apenas si distingo a las criaturas

APOGEO

APOLO Y DAFNE

APOTEOSIS DE LOS SENTIDOS

Apresuran las altas sementeras

¡Aquí estalló la luz!, dirán un día

Aquí Miguel, el que castrar sabía

Árbol diuturno, coterráneo mío

ÁRBOL HUMANO

Árboles que adornáis la orografía

ARCÁNGEL DE LOS VIENTOS

ARCÁNGELA DEL MAR

Arcángeles abejas masculinas

Así mi ser atónito consulta

ASÍ SERÁ

ASÍ SERÁ

Así: vara gramínea que trunca se rompe

ATARDECER

¡Átomo que flotabas en el seno

AUSENCIA

Avanza hacia las costas airado y enemigo

Avión volando sobre el mar latino

BARRIO DE OBREROS

BARRO Y MADERA

BATALLA CON LOS ÁNGELES

BESTIAS QUE AGUARDAN

Brillar es mi destino. Soy lucero

Búscame en unas playas, inmortales

CABALLO DE ABRIL

Caballo volador: bridas cruzadas

Cada vez que padecen mis cantares

CALMA EN LA TARDE

CÁNCER

¡Candeleros mugrosos, pata coja

Cansado de la cumbre y la llanura

CÁNTICO DE LOS CÁNTICOS

Cántico de los cánticos. Triunfales

CARBONERÍA CLAUSURADA

CASA DE ORO

CASTA DE TOROS

Cátedra celestial, en Salamanca

CELESTE LIRIO

Centauro al sol, mi cuerpo ya tolera

CENTAURO EN SU CREPÚSCULO

CENTAURO MORIBUNDO

Cerca de los pisados sardinales

César venció. Y el campo de batalla

¡Cien espejos clamando el nombre mío!

CISNE DE LEDA

CLAMOR

Claros silencios y genuflexiones

Como en la tarde el águila declina

¿Cómo invocarte si tu nombre ignoro?

Como la estrella azul de los pastores

Como la luz al corazón despierto

¿Cómo llamarte, cielo decaído

¿Cómo logras entrar a la morada

Cómo recuerdo al abundante río

Como se amansa a un tigre, a una pantera

Comprendí todos los leales libros que tuve entre las manos

Con mi vocabulario terrescente

Con palabras tranquilas, armoniosas

Con un poder de savias seculares

Con Vicente Aleixandre y a la orilla

Conmoción de las noches estivales

CONOCIMIENTO

Coral que oceanizaste mi destino

CREACIÓN

CREENCIA EN LA CLARIDAD

CRISÁLIDA

¡Cuán profunda la rosa purpurina

Cuando desconocía de mi pecho

¡Cuando el átomo incendie nuestros huesos

Cuando el bisonte salga a la llanura

Cuando el silencio cubra los pinares

Cuando el sueño abisal roce tu frente

¡Cuando escribo en la noche, al otro día

Cuando hablo de matar nombro la espada

Cuando Juan esperanza de la tierra

Cuando llega la noche yo me alerto

Cuando mi sangre esclava deje de moverse

Cuando mi ser no exista, a las riberas

Cuando murió mi madre yo tenía

Cuando por sierras de Loreto el día

Cuando salto a la vida en la mañana

¡Cuando se aje la tela que me inviste

Cuando se encuentre lista la montaña

Cuando te conocí, por vez primera las águilas

¡Cuánta sabiduría congelada

¡Cuánto gozo, criatura estridularia

CUARTA DIMENSIÓN

CUERPO AL OLVIDO

CUMBRES DE VIDA

Cumplía la compulsión de mi destino

Daba la tierra sus efluvios tiernos

—¡Dame esa figurilla niquelada

De allá saliste, de las brumas blancas

De hinojos le pedías: ¡no me dejes!

De mi cuerpo-crisálida y la fosa

De mi sabiduría es lo más alto

DE RERUM NATURA

DE TIERRA Y CIELO

«¡Decíale el faisán a la abubilla...!»

Dejad que el viento cumpla sus destinos

Déjame acariciarte, bestia ruda

DERROTA EN EL ESPACIO

DESCONOCIDOS

¡Desde este proyectil en el que sueño

Desde las cumbres heliconias mira

Deslúmbrame con otras maravillas

DESNUDEZ

DESPOJOS DE GRANDEZA

DESTINO DE LUZ

DESTRUCCIÓN

DESTRUCCIÓN DE LA NOCHE

Detiénese la vida en este instante

Detrás de los pacíficos cipreses

¿Detrás de qué pirámides huiste?

DIÁLOGO EN LA SOLEDAD

Diciembre activo en las recientes eras

DIONISOS EBRIO

DIVINA POSESIÓN

Divulgué con pasión lo que sabía

Dolor antes por mí nunca sentido

DOLOR DE LA MATERIA

¿Dónde están las columnas de alabastro

Eglógico, reclamas el extraño

Él amaba a la doncella, esquiva

EL AMOR Y EL MAR

EL ÁNGEL DE LA QUIETUD

EL ARA

EL ÁRBOL QUE NO AMA

EL ARCÁNGEL JUAN

EL BAÑO

EL CONVITE

EL DEFENSOR

El día que la flor lance un gran trino

EL DON

EL FESTÍN

EL FUEGO ES NECESARIO

EL HALLAZGO

EL HIEROFANTE

EL HUÉSPED

EL ÍDOLO

El instante supremo, el esperado

El mágico esplendor de un espejismo

El muerto es sabio porque ya no piensa

El mundo del pavor, el mundo armado

EL NUEVO DIOS

¡El oculto ignorar fue mi castigo!

EL OLVIDO

El otoño será la lejanía

EL PANTANO

EL PESCADOR

EL PREDESTINADO

EL PRESAGIO

EL RECINTO

EL RITO

EL SACRIFICIO

EL SACRIFICIO

EL SOÑADOR

El temor de arruinar este momento

ELEGÍA A LÍDICE

ELEGÍA DE LAS PALABRAS

ELEGÍA DE UN CIELO

ELEGÍA DEL TACTO

En esta casa el poblador amigo

En este cáliz campesino vierto

En este momento hay un hombre herido en algún lugar del mundo

En la amistad de México he vivido

En la casa que al linde soberano

En la constelación de cal y canto

En la dulce magnolia cotidiana

EN LA LUNA HAY ARCÁNGELES

En la noche mural nada se mueve

En la perplejidad de la laguna

En la profundidad del pantano, atardece

En la puerta frutal de mis sentidos

En las brumas de Londres algún día

¡En qué desolaciones he caído

En tu amistad abierta cual tu mano

En un diario cualquiera estoy leyendo

En un tránsito profundo

En unas bajas islas de llanto y de corales

Encláustrame en tus iris si a ti llego

Encontré la grandeza en lo pequeño

ENCUENTRO CON MIS PADRES

Endáliame las manos. Naranjiza

ENSEÑANZA DE LOS VALLES

Entre dos guerras deflagró mi vida

Entre dos guerras transcurrió mi vida

Entre la espada y la pared no había

¡Equilibrio central que me sostienes

Era lo justo: esclavitud o vida

Es el instante en que la sumergida flor del tacto

Es el relato fiel de la pavesa

Es en la noche cuando el astro avanza

Es este el sacrificio

Es la voz del hombre en la noche

Escribo de rodillas porque creo

¡Escúchame explorándome la frente!

Ese abuelo fue un toro. Carnadura

ESE OTRO MUNDO

ESPEJOS EN LA SOMBRA

ESPERANZA

ESPÍRITU DE KEATS

¡Espíritu del Mal: si eres hiriente

ESPLENDOR DE LA ALEGRÍA

ESPLENDOR DE SOLEDAD

ESQUEMA BIOGRÁFICO

Está en la voz, y es arpa de su acento

Esta es la nube que a la azul serpiente

Esta porción de fragmentaria leña

Está sobre el clavel tan extasiada

Esta vez no fue al campo de las grandes batallas

Estás presente en la verdad inmensa

Este ciego vigor de la sangre sombría

Este dátil dulcísimo y la blanda

Estoy buscando lentamente una franja de tierra

Estoy cierto de ti, de humanizarte

Estoy solo en mi júbilo y la frente

ESTRELLA DE SOLEDAD

Estuve alguna vez en esas zonas

ETERNIDAD

ETERNIDAD

Existe una palabra para sentir la intensidad del dolor del hombre

EXPIACIÓN

ÉXTASIS DE LA MARIPOSA

FÁBULA DE LA ALONDRA

FÁBULA DEL BISONTE

FÁBULA DEL GUSANO

FÁBULA TRISTE

FIDELIDAD

FIDELIDAD

Filas de humilde y andrajosa gente

FINAL TALUD

Flaco de soledad. Lentes espesos

Flavos iris de luz dan a lo inmenso

FLORES EN CRUZ

FORTALEZA EN LA HERMOSURA

FRANJA DE TIERRA

Frente a la majestad del Chimborazo

FRUTAS AÉREAS

FUERZA DEL MUNDO

Fuerza del tiempo. El trino que florece

Fui descarnando voluntariamente

Fui el huésped vertical de la calleja

Fui en esa casa el hijo bienamado

Fulgen como panteras excitadas

Gauguin pintó. Y la carne desteñida

GÉMINIS

GRANDEZA DEL CORAZÓN

GUERRILLERO ENMONTÁNDOSE

Había nacido agricultor. Y un día

Hablo contigo, oh Muerte, en la dulzura

Hablo de una presencia desolada

Hace mucho que rondo las palabras

Hasta ese flanco del bastión andino

Hay en Colombia inmensas llanuras desoladas

Hay sangre en las estrellas, sangre viva

Hay un sitio en el mundo, ¿en dónde, en dónde?

Hay unos seres que conocen cada

He aquí la mesa. Aún sobre el olvido

He aquí manifestada mi potencia

He de tornar al Ser súbitamente

HE DE VOLVER

He de volver. No sé cuándo ni cómo

He estado combatiéndole con mi rencor de rocas

¡He llegado a un talud en mi aventura

¡Herakles, ven! ¡El mundo necesita

HERIDAS EN LA NOCHE

HERMANOS DESPIDIÉNDOSE ANTE EL MAR

Hiéreme ¡Oh noche! y abre tus colmenas

Hímnico padre: los que nacemos y morimos

HIMNO DE TRIUNFO

Himnos de sol y paz. La tarde airea

HOMBRE CENTAURO

Hombre del agro y del costal austero

HOMBRE EN EL LLANO

HOMBRE ESPACIAL

HOMBRE-MADERA

¡Hombre sencillo que tu pan coccionas

HOMBRE TERRESTRE

HOMBRE Y CAMPO

HOMBRES DE LIBERTAD

HONDA AMISTAD

Hondos lirios de sombra penitente

Huele la sombra a sexo que reclama

Huelga de barrenderos. La basura

HUÉSPED NOCTURNO

Humano sí, encarnadamente humano

Húmeda en los sitios más secretos

HÚMEDA FLOR

HUMILDAD

HUMILDAD DE LA POESÍA

HUMILDAD DE LA TIERRA

HUMILDAD DE LAS COSAS

IDENTIDAD

IGNORANCIA

IMAGEN DE LOPE DE VEGA

INCÓGNITO DOLOR

Indúceme a tocar las cabelleras

¡Insensible al amor sobre una roca

INTELIGENCIA DE LAS ALAS

INVOCACIÓN A APOLO

INVOCACIÓN A HERAKLES

INVOCACIÓN A LA NOCHE

INVOCACIÓN A LA NOCHE

INVOCACIÓN A LA TIERRA

IRÉ CONTIGO

ISLAS DE SED

Jamás tuvo la luz tanta blancura

JARDINES EN LA NOCHE

Jazmíname la brisa, primavera

JESS COOK

JINETE POR EL CIELO

Juan era el nombre más distribuido

JUAN ESPERANZA DE LA TIERRA

JUGUETES PARA NIÑOS

JULIO CÉSAR VENCEDOR

JUSTICIA

LA ABUNDANCIA

La belleza es Verdad. En su escritura

LA CASA EN LA MONTAÑA

LA CÁTEDRA

La derrota, el rencor y la tristeza

LA DICHA CRUEL

LA ESPIGA

La espiga maduró para la siega

LA ESTRELLA DE LA TARDE

LA FRONTERA

¡La herida de la luz sobre la frente

La humildad de la tierra está presente

LA LEJANÍA

La luz es alimento como el trigo

LA MÁSCARA

La materialidad volviose río

LA MONTAÑA

LA MORADA

LA NOCHE VENCEDORA

LA PALABRA DE LA ALEGRÍA

La pascua se perdía y los aleros

La paz sea contigo hasta en las guerras

La sangre de los muertos hortelanos

LA SANGRE VIOLENTA

LA SOLEDAD DE LOS HOMBRES

LA SOMBRA

La sombra es lo más fiel a este ser mío

LA VERDAD

LA VICTORIA

LA VIDA NUEVA

LA VIRGEN DE LOS BOSQUES

LA VOZ DEL HOMBRE EN LA NOCHE

LÁGRIMA DE SOLEDAD

Lanzo mi cuerpo a trascender sobre la playa

LAS HERIDAS

LAS NUEVAS FORMAS

LAS PLAYAS

LAS PREGUNTAS

LAS PROMESAS

LEBRELES EN LOS SENTIDOS

LECTURA AL ATARDECER

Lentamente la música desvía

LIBERACIÓN

LIBRO DE VIDA

LIBROS

LICUACIÓN DE LA LUZ

LIMOSNA DE ALEGRÍA

LLAGAS OCULTAS

Llamas de angustia en el altar desierto

LLAMAS DEL SUEÑO

LLAMAS OSCURAS

LLANTO LUNAR

LLANURAS CRUELES

Llena la tarde está de álamos grises

Llena mi casa está de la alegría

Llovió toda la noche. Un solo río

¡Llueve en la madrugada, llueve, llueve!

LLUVIAS OBRERAS

Lo que hallaste en la mesa, justamente

Lo que os voy a decir es sólo un cuento

LOS ABISMOS

Los ángeles ingleses, porque hay ángeles

Los ángeles de vidrio que he formado

LOS DESTINOS DEL VIENTO

LOS DIÁLOGOS

LOS ENIGMAS

Los hombres del Desierto somos raíz del Génesis

Los huesos de mis plantas bienheridas

LOS HUESOS SON VIDA

LOS MONTES VOLARÁN

LOS NOMBRES

LOS PÁRAMOS

LOS RISCOS

LOS SÍMBOLOS

LUCIO DOMICIO NERÓN

¡Lucrecio Caro! Y el genial poema

LUNA DE AMOR

LUZ DE FRA ANGÉLICO

Manos de las tormentas, pero mudas

MANOS DE UN HOMBRE

Mansión de pena. Atribulados muros

MAR ENEMIGO

Maravillosos ángeles sin llanto

MÁS ALLÁ

Más allá del Silencio la Armonía

Más que a un lucero del pastor, mi asombro

Me aguardabas, rencor. Y arteramente

Me asedia y se convierte en mariposa

Me derrotó la claridad. No pude

Me iré sin amargura y como suele

Me place confundirme con las masas

¡Me podría elevar como esa vara

MEMORIA DE GAUGUIN

MEMORIA DE MI MADRE

Mi alma en los balcones vespertinos

Mi cuerpo tuvo creces alojadas

MI FE ES DE TIERRA

MI PERRO Y YO

Mirad mi dicha sórdida. Por un instante, os digo

Mirad mis utensilios de trabajo

Mis acontecimientos primordiales

MISIÓN CUMPLIDA

Montañas, sólo montañas

MUJER DE LAS MONTAÑAS

¡Mujer de los sinfónicos veranos

MUJER EN TRAJE DE BAILE

MUJER INTEMERATA

MUJER NATURALEZA

Mujer naturaleza: así te llamo

Mujer plena de luz como el estío

MUJER Y RUISEÑOR

MUJERES EN EL RÍO

MUNDOS EXTRAÑOS

MUTILACIÓN

NACIMIENTO DEL POEMA

Nació al azar en el terrón de Milos

NADA

Nada abandonaré si me separo

Nada de ti. Tu ser es semejante

Nada inmisericorde: tu cáliz aparece

Nada supe de mí desde el instante

Nadie dirá que en esta misma mesa

Nadie tiene la culpa del fracaso

NATURALEZA

Navegaré por mares levantiscos

NAVES EN TIERRA

Nerón solía profanar a solas

Ni cuna ni sepulcro. Mi existencia

No amenaces ¡oh Vida! con herirme

No basta que el otoño me confirme

No conocéis la soledad. No es eso

¿No es el invierno imagen de la Muerte?

No hay ángeles contigo. En tu presencia

No me juzguéis porque mi cuerpo duro

No obstante cuando sueño se desborda

NO PUEDE SER

¡No puede ser! Y sin embargo, ocurre

No se ven mis heridas. Cuando entrego

No tiene prisa y va por su camino

¿No veis que tengo el corazón transido

Noble sabor que da de sí la tierra

NOCTURNO CAZADOR

NOCTURNO DEL ÁRBOL AZUL

Nocturno encuentro. El callejón parece

NOCTURNO MAYOR

NOMBRE DE PERRO

NORMAS DE VIDA

Nos siguen voces mustias

Nuestros fieles sentidos ¡cuánto fallan!

Nunca diré que el aire es enemigo

Nunca salían del humilde templo

ODISEO EN EL MAR

OH SANGRE

Oh sangre, oh sangre: al corazón sumido

¡Oh selvas delirantes de mi infancia

Oídme: Soy Adán Tierra Quemada

Oigo una voz que nunca había escuchado

ORÍGENES

Os quisiera implorar: ¡emancipadme

OSIRIS PRELUDIAL

OTOÑO AUSENCIA

OTOÑO AZUL

Otoño azul en las doradas ondas

OTOÑO ESPACIO

OTOÑO LEJANÍA

OTOÑO VIDA

Otros días la seda necesaria

—¿Oyes gemir el viento en la cañada?

PALABRAS A LA TIERRA

PALABRAS DE OCTUBRE

Pálpame como soy. No alteres nada

Para que el cuerpo oscuro comprendiera

PARAÍSO PERDIDO

Partid mi corazón en dos mitades

Parva que la presencia del verano

PASIÓN DE ITALIA

PASIÓN DE VIDA

PASMO NOCTURNO

Pasó como los lirios y las rosas

PASTOR DE ARCÁNGELES

Pastor yo fui de reses hermosísimas

PAZ A LAS FIERAS DE BUENA VOLUNTAD

PEQUEÑA BIOGRAFÍA DE UN HOMBRE CONTEMPORÁNEO

¡Perdónanos a todos los que huimos

Perdura de tus símbolos, apenas

PERFECCIÓN DE LA ALEGRÍA

Pero abril alboraba y las banderas

¿Pero qué me descarna, quién irrita

¿Pero qué otra agonía más certera

PERRO ANTE EL MUNDO

Perro muerto en la calle, un can cualquiera

PERRO SIN CASTA

PÉTREOS ESPÍRITUS

PINOS DEL CANTO

POBRE DE ESPÍRITU

PODER DE MI UNIVERSO

PODERÍOS

Por ese beso que me das, se queda

Por este azul fervor de mi rocío

Por no extraviarme en el reducto inmenso

¿Por qué mi faz se ve sin amargura

Porque a veces atlético me encumbro

POTENCIA AL DESPERTAR

PRESENCIA DE LA ALEGRÍA

PRESENCIA DE LA MUERTE II

¡Presiento que me estoy aproximando

PROXIMIDAD DE LA TIERRA

PROXIMIDAD DEL ESPACIO

PUENTE AL VACÍO

PUERTA NOCTURNA

Púlsame como un arpa. Fui una lira

¡Qué extraño poder transformador el de la noche sobre mis sentidos!

¿Qué fue de las amantes que redomas

¡Qué hermosa en tu vigor, hembra carnuda!

¡Qué miserables manos enemigas

¡Qué noche tan hermosa y tan divina!

¿Qué trajimos de allá? ¡Lascas lunares!

Quedará de mi ser sólo ceniza

QUIETUD EN LA NOCHE

RADIANTE AURORA

RAZA DE HIERBA

Recuerdo en mi ternura aquellos seres

REGRESIÓN A LA UNIDAD

RELATO DE LOS ARCÁNGELES

RENACIMIENTO

Resplandece de hidrógeno y su llama

RESURRECCIÓN

RETRATO DE NIÑO EN LA BRISA

RETRATO NATURAL

Reveladme el volumen y cuantía

RÍOS ETERNOS

ROSA DEL VIENTO

ROTACIÓN DE LA SANGRE

RUIDOS SOLEMNES

Sabed: esta es mi carne

SABIDURÍA

SABIDURÍA

SABIDURÍA

SABOR DE LA TIERRA

SALARIO DE HUMILDAD

SANGRE DE VIDA

Sanguinario y hermoso, parecía

¡Santo, santo, jazmín de las alturas!

Sé que a las puertas de mi dura casa

SELVAS DE INFANCIA

Semejante a un cuartel, mas sin soldados

Sentado en el pretil, en la tarima

SEÑAL DE ALIANZA

Separa de mi ser todo elemento

¡Ser pescador mi triunfo hubiera sido!

SERENA LUZ

SERENIDAD

Serenidad de cúspide calvada

SEXOS EN LUCHA

Si batalla en mis dedos imprecisa

Si conozco tus vías, claramente

Si es necesario les daré a las cosas

Si estaba sola, diáfana y tranquila

Si hablo de los arcángeles sabedme

Si la sangre a los ámbitos fluyera

Si la vida me diera un verdadero

¡Si los brazos igníferos alzara

¿Si no fuera verdad esto que escribo

¡Si no lloviera más y si escampara

Si pudieras amarlas todavía

¡Si queréis escucharme, seres píos

Si tienes calidad de hombre y comprende

¡Siempre con el oído hacia las cosas

SIEMPRE CON ELLOS

¡Siempre habrá una mujer-yegua cansada!

SIERRA DE GREDOS

SIGNO DE ESPAÑA

SIGNOS DE TRIUNFO

SILENCIO

SIMAS DEL SER

SÍMBOLOS

SIMPLEMENTE ASÍ FUE

Sin embargo, tocad mi ser. Es duro

SITIOS

Soberano de esferas bifurcadas

SOBERANO EN LAS TINIEBLAS

SOBERBIA EN EL DOLOR

Sobre el ara, que lívida sustenta

SOLEDAD DE LA ALEGRÍA

SOLEDAD DEL AMOR

Soledad del amor que en su constancia

Sólo así me comprenda aquél que explora

¡Sólo el que tuvo entre su mano azada

Solo, enfrente del valle, con las manos cruzadas

Sólo ruidos de un orbe que despierta

SÓLO UN MEMENTO

Soy de la densidad, de lo más justo

Soy libre y tengo con mi tierra un pacto

Soy un hombre que busca la Alegría

Surgirá el corazón de su aislamiento

Tantas veces llamé, tantas y tantas

Te comparo con el último sol sobre las cumbres

Te espero en unos golfos enlutados

Te invita a su caballo cristalino

¿Te vamos a poblar, luna que hiciste

Temblor de rama que al dorado viento

TEMOR DE LOS SENTIDOS

TEMOR EN LA CLARIDAD

TEMOR EN LA HERMOSURA

TEMPESTAD

Tener nombre de perro y que algún amo

¡Tengo fe en las ciruelas estivales!

Tenía que crear una montaña

Tenías que triunfar, noche divina

TERNURA

Titanes del Dolor. La angustia. El duelo

¡Toca este material, niño moreno

Toda una vida de vigor, y nada

Toda verdad fue dicha y todo trueno

Todo el poder que da la Poesía

Torno de recorrer el barrio obrero

Toro caudal que a la llanura impones

TORO DE AMÉRICA

TORO RADIANTE

Trabajador en surcos inmortales

TRAICIÓN

TRANCE EN LA NOCHE

Transido de dolor y vulnerable

TRÁNSITO DEL AMOR

Trascienden las canículas en flamas

TRIUNFO DE LA ALEGRÍA

Triunfo de la alegría. Advenimiento

TRIUNFO FINAL

Tu corazón tranquilo, como el Este

Tú, explorador del Tiempo y sus clausuras

Tú, fétida llanura, no has podido

Tú me diste enseñanza de grandeza

Tú, que has vuelto del sur, ¿ves diferente

Tú rompes las distancias y apareces

Tú sabes lo que ignoro. Ves el mundo

Tus días son de sal, luz y corales

ÚLTIMA NOCHE

ÚLTIMA ROSA

ÚLTIMO SOL SOBRE LAS CUMBRES

ÚLTIMO VUELO

Un aire elemental de insomne terciopelo

UN CABALLO EN LA SOMBRA

Un ciego toro que angustiado brama

UN DANDY EN EL SUBURBIO

Un día, en la llanura castellana

UN HOMBRE VUELVE AL MAR

Un negro; y un mantel blanco en la mesa

Un poco de aire, nada más, separa

Un puente ¿en dónde? Imaginario puente

Un sólo ruido, el más ligero ruido

Una brisa del sur, diamante frío

Ungió entre las adelfas su hermosura

ÚNICO DUEÑO

Unos pocos centímetros apenas

UTENSILIOS DE TRABAJO

Va a nacer el poema en este instante

Vacío el tiempo en su quietud inerte

Valles que amé: frugal harinería

Van hacia ti los taciturnos días

VECINDADES

Ved al jazmín, al nardo y la verbena

VEINTE AÑOS

VEJEZ DE UN HÉROE

VENCEDORA

Venid zenzontles de la selva oscura

VENUS ETERNA

VERDAD INMENSA

Verdes montañas de la estirpe mía

VICTORIA DE LA ESPERANZA

VICTORIA DE LA NOCHE

VIDA DEL MUNDO

VIGOR DE ESTÍO

VIOLENCIA EN EL SOÑAR

VISITA AL LUPANAR

VITALIDAD DE SAFO

VITALIDAD DEL SUEÑO

Voces sin verbo que las cante. Humanas

Volaba hacia Inglaterra. Adolescente

Vosotros, labradores, cuando muera

Vosotros que me visteis almenado

Voy a pesar la sombra en mi balanza

VOZ EN LA SOLEDAD

Vuelvo a ceñir mis sienes desoladas

Vuelvo del infinito con mi herida

VULGAR ELOGIO MARINO

Y aglomero girándulas y rosas

Y aprendí del negocio de la vida

Y el día que en los bosques aparezca

Y escúchome sufrir himno y herida

Y exploro mis arterias directrices

Y hablo aquí de la muerte con la misma ternura

Y tornas al altar con nueva herida

Y volaron los días y las cosas

Ya es agua nada más, agua del Este

Ya la naciente claridad del día

Ya mi cuerpo tenazmente se aferra

Ya piso tus fronteras. Ya circula

¡Ya, profundos amigos, coronados

Ya sólo existen los nombres

YO FUI UN HACHERO

Yo le honro en mi ser y le venero

Yo me enfrento a sus páginas abiertas

YO SOY AQUÉL

Yo, un iris por el viento, erosionado

Yo vivo de pequeñas vecindades

Zarpan con rumbo a orillas de la tierra clemente

ZENZONTLES EN MI VIDA

ZOZOBRA